Un vistazo a los periféricos de Razer de Mass Effect 3

Índice del artículo

BioWare y EA pueden presumir de haber convertido Mass Effect en una máquina de generar merchandising. A través de diversas empresas colaboradoras hemos visto toda clase de productos, de mayor o menor calidad: figuras, ropa, cómics, novelas, un Risk e incluso ¡tablas de surf oficiales!

La veterana firma americana Razer también se ha apuntado a la fiesta y con motivo de la tercera entrega de la saga ha lanzado al mercado una completa gama de accesorios dirigidos al sector progamer. Hoy voy a examinar dos de los más interesantes, el teclado BlackWidow Ultimate y la alfombrilla Vespula, cedidos durante unos días para hacerles la prueba del algodón.

Razer BlackWidow Ultimate (Mass Effect 3 Edition)

La característica más evidente de este teclado es su carcasa, personalizada para mayor deleite de los fans de Mass Effect. Al contrario que otros teclados licenciados de la marca, que para un servidor pecan de ser demasiado vistosos y "macarras", el que nos ocupa tiene un acabado bastante sobrio y elegante. La superficie tiene una base con una textura que emula una fibra similar a la que podemos ver en la armadura de Shepard (aunque es una ilusión, el plástico es liso al tacto). En el extremo izquierdo el teclado tiene impreso el familiar logo del N7 y la banda blanquirroja que el comandante luce en su brazo izquierdo. La calidad de impresión es buena y no tiene pinta de que la imagen se vaya a ver demasiado afectada por el tiempo. Además, tanto la carcasa como las teclas han recibido un acabado mate que reduce el deslizamiento y evita brillos, aunque también favorece la aparición de marcas de dedos, bastante apreciables bajo luz directa.

Sin embargo, a nivel estético la mayor baza del teclado es la retroiluminación de las teclas, por un lado muy útil para entornos poco iluminados y por otro realmente bonita de ver. La intensidad de la iluminación se puede regular a través de varios niveles o incluso apagar por completo, aunque no se me ocurre por qué alguien querría hacerlo.

El mecanismo funciona como un tiro, con un tiempo de respuesta excelente (1 ms, según las características). Las teclas incorporan unos muellecitos que reducen al mínimo el esfuerzo. Las teclas prácticamente van solas, sin necesidad de hacer apenas presión, lo que ayuda a reducir bastante la fatiga de los dedos en sesiones largas. Al margen del rendimiento, que es intachable, habrá quien encuentre molesto el sonido de las teclas mecánicas, acostumbrados a los teclados estándar de goma. Esto es cuestión de gustos, a mí personalmente el "clic" que acompaña a las pulsaciones me parece muy agradable, recuerda un poco a las máquinas de escribir clásicas, aunque habrá quien prefiera alternativas más silenciosas.

También cabe señalar que se trata de un teclado americano y por lo tanto las teclas difieren del teclado español. Esto no supondrá un drama para gente con buen nivel de mecanografía, cuyos dedos irán automáticamente al ";" para escribir la "ñ". Más crudo lo tienen los que necesiten mirar continuamente al teclado para ver qué están escribiendo. Este parece ser un problema bastante común dentro del segmento de los teclados para gamers, un nicho dominado por el teclado anglosajón por cuestiones de rentabilidad de fabricación.

Razer BlackWidow

Lo último en el foro

Encuesta

¿Dónde jugarás a Mass Effect Andromeda?