El próximo Mass Effect apuesta por el continuismo

No ha sido (ni se esperaba) ninguna gran revelación el panel de BioWare en la Comic-Con, pero algunos titulares sí ha traído. Probablemente el más destacable, junto a la promesa de que la exploración volverá a ser muy importante, es el retorno del Mako.

El vehículo de exploración planetaria terrestre que pudimos disfrutar (y en ocasiones sufrir) en la primera entrega de la trilogía original volverá completamente rediseñado. Durante el encuentro se mostró un diseño más estilizado y sin cañón, aunque se ha detallado que será personalizable, por lo que es posible que se puedan instalar módulos ofensivos a juicio del jugador.

Aunque el Mako original era una gran idea sobre el papel y se las arreglaba para salvar el tipo, las desastrosas físicas y las limitaciones de los mapeados hacían que no llegara a cumplir del todo, por lo que fue descartado en las dos entregas siguientes de Mass Effect. BioWare se ha propuesto no tropezar dos veces con la misma piedra y está trabajando muy duro para que la conducción del Mako sea más satisfactoria en este ocasión. Para demostrarlo se proyectó un breve vídeo del prototipo actual en acción, con el vehículo brincando por terreno abrupto. Bastante prometedor, la verdad.

La gran patata caliente de la charla fue la identidad del protagonista y en qué marco temporal se ubicará la historia. No ha querido mojarse demasiado aquí BioWare, pero se ha confirmado que el protagonista será de raza  humana. Aunque no se han dado pistas sobre su origen, sí se ha mostrado la armadura por defecto que portará en sus versiones femenina y masculina (volverá la dualidad sexual).

Las armaduras, que podéis ver con mayor detalle en el vídeo de arriba, muestran un aspecto bastante más corpulento de lo acostumbrado, acercándose quizá demasiado a las que uno esperaría ver en Gears of War. Dado que BioWare se ha referido a ellas como armaduras N7, podemos deducir que el nuevo protagonista será un operativo de este rango, aunque conviene no dar demasiadas cosas por hecho porque podría haber sorpresas.

Sorprende este cambio de registro en el diseño de las armaduras porque, según se dio a entender, el juego transcurrirá durante la era de Shepard, en algún momento entre el inicio de Mass Effect 2 y Mass Effect 3. A pesar de esto, esta nueva entrega estará centrada en explorar partes desconocidas del universo y el comandante no aparecerá en ningún momento, aunque sí podríamos encontrar referencias o visitar algunos lugares comunes.

Volverá el multijugador y una vez más estará centrado en la cooperación. También habrá razas alienígenas jugables y, aunque no se ha rechazado explícitamente la posibilidad de algún modo competitivo, parece que podemos esperar una versión evolucionada del "modo horda" de Mass Effect 3.

Y ya está. Seguimos sin título ni fecha de lanzamiento, y la mayoría de los anuncios se han hecho de forma tan tímida que podrían estar sujetos a cambios o distintas interpretaciones. A pesar de todo, cualquier nuevo detalle es bienvenido y quedamos en espera de que en la Gamescom se produzca un anuncio del juego en condiciones.

Actualización: BioWare ha publicado el vídeo completo del panel. ¡Que aproveche!

Lo último en el foro

Encuesta

¿Dónde jugarás a Mass Effect Andromeda?