× Disfruta con las creaciones de los fans de Mass Effect. Si tienes una aportación propia también puedes publicarla.

Relato Mass Effect 3: Secretos

8 años 2 semanas antes #128969 por KaiReed
Hasta aquel momento, el día había transcurrido sin muchos sobresaltos...

Algunas brigadas de las Fuerzas de Defensa (SDC) habían avisado de algunos robos de escasa importancia pero la Ciudadela llevaba casi dos meses sin crisis de importancia...

-Atención, lanzadera sin identificar acaba de traspasar el relé del sector 9...-anunció por radio un operario de una torre de la Alianza al cuartel de C-Seg.

-Recibido-contestó al instante un oficial salariano de C-Seg haciendo danzar sus manos sobre los controles de su puesto, obteniendo nuevas ráfagas de datos de las boyas navigacionales instaladas junto a los relés.

Palideció al obtener una imagen nítida de la nave entrante. Parecía una nave de desembarco con graves daños en los propulsores pero lo que le inquietó mas fue el inconfundible escudo marcado en la nave.



-¡Comandante Bailey!-exclamó por radio el jefe de los operarios del puesto del cuartel de C-Seg desde el cual se seguía la ruta de la nave recién llegada- ¡nave de cerberus entrante, va directa hacia el distrito de Zakera!.
-¡Activen los cañones GARDIAN!-ordenó Bailey por radio.

-¡Comandante Bailey, nave desconocida fijada!-anunció por radio uno de los artilleros de las baterías Gardian de la ciudadela

-¡Fuego!-ordenó Bailey.

Seis profundos estampidos sub-sónicos retumbaron por la Ciudadela cuando los artilleros de C-Seg abrieron fuego con seis baterías Gardian con precisión milimétrica.

Dando de lleno a los motores.


-¡Atención, evacuen el distrito de Zakera lo antes posible!-anunció un portavoz de C-Seg a través de los altavoces del distrito- ¡atención, evacuen el distrito de Zakera lo antes posible!. Eso no es un simulacro, repito, no es un simulacro...


En ocasiones se realizaban simulacros de evacuación en la Ciudadela pero en esta ocasión el margen de tiempo era muy escaso. La nave de Cerberus se estrellaría en apenas treinta segundos.

-¡A todos los escuadrones del distrito de Zakera, listos para impacto!-exclamó Bailey por radio- ¡preparados para cerrar compuertas estancas!.

Tal vez así evitarían una descompresión explosiva masiva por todo el distrito...

A falta de escasos segundos para que la nave se estrellara contra un rascacielos de Zakera, el piloto pareció conseguir cierto control del destrozado sistema de propulsión.

Esquivando el rascacielos por muy escaso margen...

-¡Trayectoria modificada, rumbo de colisión confirmado contra el puerto de Zakera!-anunció por radio un técnico de C-Seg monitorizando la trayectoria.
-¡Activen todos los campos de masa, superposición del 100 % en torno a la zona del puerto!-ordenó Bailey.

A su orden, todos los proyectores de efecto de masa del distrito se activaron, emitiendo su efecto esta vez únicamente hacia la zona del puerto.

La nave de Cerberus tembló ligeramente al caer en el campo de gravedad,comenzando a desacelerar...

-¡Des-aceleración confirmada, 3 km para impacto!-anunció un técnico por radio.
-¡¡EVACÚEN EL PUERTO!!-ordenó Bailey por radio a sus oficiales destacados en aquella zona-¡¡YA!!.

Si la nave por un casual estaba cargada con explosivos lo último que quería era perder civiles y personal de C-Seg...

Perder el puerto ya sería malo pero si, en el peor de los casos, había alguna carga atómica en la nave las cosas se pondrían feas...

Apretó ambos puños, observando fijamente como la nave de Cerberus iba frenando gracias a los campos de masa...

-¡No es suficiente, va a estrellarse, va a estrellarse!-anunció por radio el agente de C-Seg que seguía la trayectoria.

A una velocidad de casi ochenta kilómetros por hora, la dañada nave se estrelló con fuerza contra el puerto espacial...generando un grueso penacho de cristales y escombros en todas direcciones.

Varias docenas de grúas de atraque saltaron en pedazos al igual que un buen número de cristaleras mientras la nave se desplazaba por la superficie exterior del puerto, destrozándolo todo a su paso.

-Detente, vamos....-murmuró Bailey pálido viendo a través del monitor de su despacho los daños.

Finalmente, tras veinte agónicos segundos, la nave se detuvo....

-¡A todas las unidades disponibles, capturen a cualquier superviviente inmediatamente!...-ordenó Bailey por radio.

¿Estrellar una nave de Cerberus contra uno de los puertos más transitados de la Ciudadela y escapar impune?...no en su guardia...

Espacio puerto de Zakera

Con dificultad por sus heridas, el piloto de la nave de Cerberus abrió la compuerta exterior de su nave.

-Bien...-murmuró jadeando pesadamente- he llegado...

-¡No se mueva!-exclamó un teniente de C-Seg Turiano mientras entraba en el puerto por una compuerta cercana a la nave- ¡está detenido!.

El piloto, con sus sentidos fuertemente embotados por el choque apenas entendió la amenaza. Tras dar un traspiés cayó al suelo del puerto duramente.

-Necesito...-balbuceó el piloto escupiendo un gargajo de sangre por una fea herida en un costado- ¡necesito hablar con el Comandante Sheppard!.
-¡QUE SE CALLE, NO SE MUEVA!-ordenó el teniente de C-Seg mientras él y sus hombres rodeaban al piloto y lo esposaban- identificadlo...-ordenó a uno de sus hombres.

Con rapidez y profesionalidad, uno de los agentes extrajo una muestra de sangre del aturdido piloto.

-¿Algún resultado?...-preguntó el teniente de C-Seg apuntando al piloto con su pistola pesada.
-De echo...-murmuró el subordinado visiblemente sorprendido mientras le mostraba los datos de su análisis- sí...
-Me está tomando el pelo....-sentenció el teniente mirando el nombre que salía en el datapad de su subordinado.
-Me temo que no señor...-replicó su subordinado.

Confuso, el teniente se agachó junto al piloto, observando fijamente el rostro que le devolvía la mirada...

-¿Que diablos está pasando?...-murmuró el teniente.

A su espalda, el sol de la Nebulosa Serpentina brillaba con todo su esplendor, arrancando hermosos destellos al Presidium....

Sistema desconocido. Base de operaciones del Proyecto Crisol.

Acorazado Earth


Hasta aquel momento, el día para el Almirante Hackett había resultado de lo más relajado.

El perímetro de seguridad permanecía 100 % seguro...

Los nuevos informes indicaban un fuerte repunte en la productividad gracias a los obreros Rachni y los programadores Geth...

Las naves astillero turianas y de la Alianza estaban terminando los últimos dos anclajes principales del Crisol...

Satisfecho con los progresos, Hackett se permitió un momento de descanso para tomar un poco de café.

Con tranquilidad, el Almirante olió un momento el tibio aroma del contenido de la taza mientras contemplaba las obras del Crisol desde el ventanal principal de su nave.

¿Tendría tiempo para relajarse el resto del día?...

-¡Almirante, comunicado urgente del Comandante Bailey de C-Seg!-exclamó un ordenanza del Earth acercándose a toda prisa a su jefe.
-¿Qué ocurre?-preguntó Hackett dándose la vuelta-¿Cerberus vuelve a por la Ciudadela?...
-No, señor...-contestó el ordenanza haciendo el saludo militar- será mejor que lo vea usted mismo...-añadió mientras le tendía un datapad con el mensaje de Bailey.

Intrigado, Hacett tomó el datapad entre sus manos tras dejar en una mesa la taza que llevaba.

Un ligero escalofrío seguido de una fuerte incredulidad recorrió su cuerpo al leer el contenido del mensaje.

-¡Quiero una conecxión con el Comandante Sheppard, ahora mismo!-ordenó Hackett apretando con fuerza los dedos en torno al datapad.

Mientras aguardaba a que se estableciera la conecxión de enlazamiento cuántico sus ojos se desviaron hacia la foto enviada por Bailey del piloto de la nave de Cerberus estrellada contra el Distrito de Zakera...

Amanda Kenson...


Abismo del Alcaudión. Operación conjunta Silverstone

Gracias a informaciones conseguidas de las redes de Liara, Jacob y Miranda, Sheppard y la Normandía habían conseguido convencer a Hackett de organizar una operación conjunta contra una instalación secreta de Cerberus en la nebulosa.

Tras un intenso bombardeo de saturación cortesía de unas cuantas fragatas turianas y Krogan; Sheppard y un equipo habían descendido acompañados por un batallón completo de Geth y Krogan.

Los defensores de Cerberus apenas aguantaron media hora antes de que los Krogan echaran la puerta abajo...

El resto, había sido fácil...

La transmisión prioritaria de Hackett llegó primero a Ashley, que ayudaba en ese momento a evacuar a los heridos...

-Sheppard, llamada urgente de Hackett...-murmuró Ashley tendiéndole el comunicador que llevaba en torno a la cabeza.

El ya legendario Comandante John Sheppard, salvador de Elysium además de primer espectro humano y héroe de la Ciudadela se giró hacia su amante mientras conversaba con el jefe krogan.

-¿Qué sucede almirante?-preguntó Sheppard extrañado mientras se colocaba el comunicador.
-No me andaré con rodeos...-sentenció la voz de Hackett al otro lado de la línea-Amanda Kenson está viva...


El viaje en la Kodiak fue rápido. La Normandía permanecía en una órbita geoestacionaria muy baja y a Cortez le fue relativamente sencillo llegar desde la superficie.

-Hey Loco, gran...-empezó a decir James, de pie frente al puesto donde siempre solía estar en la bodega de carga.
-Luego hablamos...-sentenció Sheppard moviéndose a toda prisa por la cubierta.

No le gustaba responder así a un amigo y subordinado como James pero en esa ocasión debía darse prisa.

Tras un rápido saludo a la especialista Trainor, Sheppard entró seguido de cerca por Ashley en la zona del CIC secundario.

En el puesto de transmisiones, la figura de Hackett seguía aguardando...



-Comandante...-esbozó Hackett- gracias por venir tan rápido. Ha surgido una posible brecha grave de seguridad...
-¿Está relacionada con lo de Kenson?...-preguntó Sheppard sin poder evitar que un más que evidente tono de confusión tiñiera su voz- es imposible que esté viva...

La última vez que había visto a la científica fue hacia ya un año...en el sistema Bahak, apenas unos instantes antes de...

-Sea como fuere...-sentenció Hackett- se niega a decir nada en detalle hasta que hable contigo...
-¿Porqué?-preguntó Sheppard apoyando ambos brazos en la barandilla donde estaba el aparato de control del sistema de comunicaciones cuánticas.
-No lo sé-confesó Hackett- lo único que ha dicho es que si no hablas cara a cara con ella, podemos darnos por muertos...
-¿Y eso porqué?-preguntó Sheppard.

Tras unos segundos de pausa, Hackett le contestó.

Un incómodo silencio cayó en la sala de comunicaciones cuánticas.

-Joker...-sentenció Sheppard por radio mientras el holograma de Hackett se desvanecía- pon rumbo hacia la Ciudadela.
-¿No teníamos que ir..?-empezó a preguntar Joker por radio.
-Hay que ir a la Ciudadela ahora mismo....-ordenó Sheppard en tono firme.
-Vale, entendido-contestó Joker al notar la urgencia en la voz de su jefe y amigo- volvemos a la Ciudadela.

Mientras tanto, en la Estación Cronos...




-Señor...-esbozó en tono suave la secretaria del Hombre Ilusorio de pie tras su adorado líder- tenemos noticias de nuestros informantes en la Ciudadela.
-¿Qué sucede?-preguntó el Hombre Ilusorio en tono suave, la vista puesta en la imagen de la estrella sobre la cual orbitaba la estación.





-La nave que se escapó de la Instalación Hinom se ha estrellado en el distrito de Zakera, en la Ciudadela...-esbozó la fiel secretaria del Hombre Ilusorio- Kenson ha sobrevivido...

El líder de Cerberus no contestó en un primer momento, limitándose a observar la estrella reflejada en la pantalla de su despacho, sosteniendo con su mano derecha un vaso con Vodka del 2085.

-¿Desea que acabe con ella, señor?-preguntó una fría voz masculina emergiendo de la oscuridad de la sala.


-Todo a su tiempo, Leng...-esbozó el Hombre Ilusorio entornando los ojos- todo a su tiempo...


Seis horas después...


Con celeridad y eficiencia, Joker hizo danzar sus manos por los controles de su puesto, dirigiendo la Normandía directamente hacia la Ciudadela.

SID fue la primera en notar que algo pasaba...

Los canales de encriptación militar transmitían aproximadamente el triple de información de lo normal tanto entre Turianos, Asari, Humanos y Salarianos.

-¿Comandante?-preguntó SID usando la radio interna de la Normandía- creo que deberías venir al puente.
-¿Qué sucede?-preguntó Sheppard desde su camarote.


Entonces, Joker también se dio cuenta de lo que pasaba.

-Deberías venir...-murmuró Joker- Sheppard...

En cuestión de treinta segundos, Sheppard llegó a la cabina de mando en la cubierta dos de la Normandía....

-Qué demonios...-murmuró Sheppard estupefacto.


La zona entre los relés de masa de la Nebulosa Serpentina y la Ciudadela estaba plagada de naves...


Delante de la Normandía, una docena de naves de Cerberus entre fragatas y acorazados permanecía a un lado de lo que a todas luces era un campo de batalla reciente...

Más cerca de la ciudadela, una maraña de naves de la Alianza, Turianas y algunas Asari, todas bastante dañadas, flotaban rodeadas por naves de reparaciones...

Pero lo más extraño de aquel campo de batalla era lo que había en medio de ambas flotas...




Los cadáveres de tres Reaper Clase Destroyer...


Sin embargo, lo que había llamado primero la atención de SID había sido la misma Ciudadela y en especial el Presidium...

-Me estás tomando el pelo SID...-murmuró Sheppard incrédulo viendo nuevas ráfagas de datos obtenidas por SID.
-Me temo que no...-sentenció SID.

El Presidium...estaba rotando...


Como enviada especial de la Alianza en cualquier teatro de operaciones de la Guerra, la Normandía tenía prioridad de paso en cualquier sistema.

Llegar a uno de los puertos de atraque de la Ciudadela apenas le llevó a Joker veinte minutos en vez de los cuarenta y cinco que solía llevarle últimamente...

El clima de inseguridad era palpable.

Los murmullos entre la gente, los anuncios a través del sistema de megafonía de la Ciudadela pidiendo calma, el triple de patrullas de seguridad tanto de las Fuerzas de Defensa como de C-Seg...

Tal como sucediera al principio de la guerra, Bailey fue a recibir a Sheppard a su muelle de atraque.

-Parece que nos hemos perdido la fiesta...-murmuró Sheppard mientras le daba la mano al Comandante Bailey.
-Ya estoy mayor para esa clase de fiestas salvajes....-replicó Bailey sarcásticamente mientras tanto el como Sheppard comenzaban a andar hacia los ascensores.
-¿Qué hace Cerberus aquí?-preguntó Ashley sin poder contenerse mientras caminaba detrás de Sheppard y Bailey.
-No estoy seguro...-sentenció Bailey- pero la verdad es que posiblemente no hubiéramos ganado el combate de no ser por ellos.
-¿Qué?...-preguntó Sheppard arqueando una ceja- ¿qué es lo que hicieron?...
-La verdad es que no estoy muy seguro...-reconoció Bailey frotándose la barbilla con varios dedos mientras pulsaba varios botones en el ascensor para que fueran al cuartel de C-Seg- pero según los técnicos usaron alguna clase de virus informático en los Segadores que anuló sus escudos...


Durante el camino hacia las zonas de interrogatorios, Sheppard meditó sobre las palabras de Bailey.

¿Un virus informático capaz de anular los escudos electromagnéticos de los Segadores?...

Un arma así no tendría precio, sobre todo en el mercado negro. Cualquier gobierno asediado mataría por conseguir un arma semejante.

Se resistía a creerlo, los Segadores sin duda tendrían cientos, tal vez miles de programas en su interior y ¿un simple virus había sido capaz de anular sus escudos?. Le parecía demasiado bueno para ser verdad...

Aunque...¿y si era cierto?.

Tras matar a Saren con sus manos, el cadáver del otora espectro del Consejo lanzó una señal que corrompió la señal de los escudos del Soberano.

¿Cabía la posibilidad de que de alguna forma, Cerberus hubiera captado esa señal y adaptado para corromper escudos Segadores?...

Debía asegurarse...debía asegurarse.

-¿Cuál es su estado?-preguntó Sheppard a Bailey en cuanto entraron en la sala adyacente a la que se encontraba Kenson.
-Su estado es débil-contestó un sargento turiano haciendo el saludo militar- su sistema inmunológico está fallando.
-¿Se muere?-preguntó Sheppard acercándose a la cristalera de observación de la sala.
-Sí-contestó el sargento turiano a las claras- podría no durar mucho...
-De acuerdo...-murmuró Sheppard suspirando ligeramente.

Aproximadamente veinte segundos después, Kenson alzó la cabeza al oír como la compuerta de la estancia donde estaba se abría, dejando entrar a Sheppard.

-Comandante...-esbozó Kenson en un tono casi tímido.
-Quiero saber como es esto posible...-sentenció Sheppard.

Se detuvo un instante al percibir algo extraño en la sala, no sabía explicarlo en ese momento pero notaba que había algo que no encajaba.

-Comprendo sus reservas...-murmuró Kenson- pero ha de creerme cuando le digo que estoy..-añadió tosiendo ligeramente- de su parte...
-Amanda Kenson murió en el sistema Bahak hace ya un año...-sentenció Sheppard poniendo ambos puños en la mesa frente a Kenson- yo mismo la vi suicidarse asi que disculpe mi escepticismo.
-Lo entiendo pero....-contestó asintiendo mientras volvía a toser, esta vez con más fuerza, soltando esputos de sangre negruzca por la boca- Cerberus tenía a alguien infiltrado en aquella instalación.
-¿Infiltrado?-preguntó Sheppard extrañado.

Por lo que sabía gracias a las redes de Liara, Cerberus tenía hasta antes de la guerra espías en el gabinete de Hackett en la tierra. Gracias a los contactos de Liara todos los espías habían sido arrestados pero cabía la posibilidad de que alguno comunicara la noticia del proyecto al Hombre Ilusorio y este hubiera enviado algún agente...

-Soy sólo un clon de...-jadeó Kenson cada vez más pálida- vida corta.
-Necesito un sanitario-ordenó Sheppard activando su omniherramienta.

Lo último que necesitaba es que se desmayara o muriera sin explicarle todo lo que sabía...

-No...-sentenció Kenson- de todos modos he llegado al máximo de mi esperanza de vida...-añadió jadeante- los Segadores...han manipulado los relés.....
-¿De que forma?-preguntó Sheppard sin poder evitar su inquietud.

Conocía de sobra el potencial explosivo de los relés; si habían colocado alguna directriz de auto-destrucción....las consecuencias serían horribles...

-Todo se explica en un...-jadeó, pálida como un cadaver- datapad entre mis efectos personales...
-¿Qué sabe del virus informático de Cerberus?-preguntó Sheppard- ¿porqué el Presidium está rotando?.

El clon de Kenson había venido en una nave de Cerberus, las posibilidades de que supiera algo eran remotas...Dado el historial de Cerberus no le extrañaría que estuvieran implicados en el movimiento del Presidium

-El virus...Kaio....-contestó Kenson asintiendo débilmente- ayudé a....diseñarlo. El Presidium...

Sheppard se le acercó un poco para poder escucharle mejor, la pobre mujer parecía a punto de morir ahí mismo.

-Busque en el ordenador de Udina el...-jadeó Kenson- fichero "Ciudadela Negra", la contraseña está en el datapad....

Sin que Sheppard pudiera evitarlo, el cuerpo de Kenson comenzó a entrar en convulsiones, cayendo al suelo duramente.

En cuestión de segundos, tres sanitarios de C-Seg entraron en la sala, agachándose junto a Kenson.

-Está muerta...-sentenció el jefe de los tres sanitarios tras tomarle el pulso y intentar la reanimación de emergencia.
-¿A que se referiría con lo de "Ciudadela Negra"?...-murmuró Sheppard pensativo en voz baja.
-Oh, vamos...-murmuró una cruel voz muy familiar para Sheppard mientras se desconectaba un camuflaje electrónico en la sala- ¿acaso no es evidente?...
-¡TÚ!-exclamó Sheppard sacando su pistola pesada por instinto.
-Se refería a una segunda Ciudadela...-sentenció Kai Leng en tono cruel al tiempo que varios agentes de C-Seg incluido Bailey entraban en la sala apuntando al asesino de Cerberus con armas pesadas y ligeras.
-¿Una segunda Ciudadela,dónde?-preguntó Sheppard apuntando a la cabeza de Kai Leng.

Leng sonrió ligeramente; ¿acaso aún no se lo imaginaban?...

-En el Espacio Oscuro...-sentenció Kai Leng en tono macabro.


FIN

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Tiempo de carga de la página: 0.131 segundos
Copyright © 2011/2020 Universo Mass Effect. Todos los derechos reservados.
Contacto: contacto@universomasseffect.es
Mass Effect es una propiedad intelectual de EA International (Studio and Publishing) Ltd. Todos los derechos reservados.
Free Joomla! templates by Engine Templates