× Disfruta con las creaciones de los fans de Mass Effect. Si tienes una aportación propia también puedes publicarla.

Relato Un nuevo comienzo. Tanya Sheppard Williams

8 años 2 semanas antes #129001 por KaiReed
Este relato es el último de mi "Saga del Final". Ambientado justo al final del 3, quise darle un final feliz donde todos tuvieran algún tipo de recompensa por las penurias pasadas.

Mis disculpas si no es del agrado de algun miembro del foro, pero quise darle al menos un final feliz a esta saga...Anderson incluido, no se mereceia morir asi...

___________________________________________________________________________________________________


Centro de control de la ciudadela.

Hasta la última célula de su cuerpo le dolía. Podía notar su ropa húmeda en varias zonas de su ropa por la sangre que estaba perdiendo. Pero aún le quedaba una última tarea que cumplir...

Su conversación con la IA Catalyst había despejado sus dudas. no importaban sus razones, las civilizaciones merecían vivir sin importar lo que una IA decidiera por si sola....

Yendo paso a paso hacia el nucleo de la Ciudadela fue rememorando todo aquello que le había hecho llegar hasta aquel lugar...

El día en que abandonó la nave de su madre, Hannah, para alistarse...

Su graduación en el N7 de Arturo y la fiesta que hizo con los de su promoción...

El festival de la Cosecha en Elysium antes del Blitz...

El enorme alivio al escuchar por la radio de campaña que la Alianza estaba a punto de llegar a la colonia...

Ashley...

Se sentía un monstruo por haber abandonado a su suerte a su amante en Londres frente al ascensor gravitacional pero en aquel momento que otra cosa había podido hacer....

Ni siquiera había tenido tiempo de tomarle el pulso...

Notó como dos largas y gruesas lágrimas recorrían su piel ennegrecida por la sangre reseca y el polvo de las explosiones...sabía que Ashley lo habría entendido pero se sentía un monstruo por haberla abandonado allí junto al resto del equipo...

Paso a paso, continuó avanzando hacia el núcleo, recordando...

Su primer encuentro con Anderson en Arcturus, su nombramiento como Espectro en la Ciudadela.

La cena de celebración tras la Batalla de la Ciudadela con toda su tripulación, Anderson y Hackett incluidos...

El reencuentro con viejos amigos tras los dos años en manos de Cerberus...

La emoción de tener una nueva y mejorada Normandía....

Reencontrarse con Ashley en Vancouver y la agradable noche que ambos habían pasado juntos antes de asaltar el Cuartel de Cerberus...

Llegados a este punto no se arrepentía de casi nada. Había llevado una buena y intensa vida, había hecho cuanto había podido y si había llegado su final así lo aceptaba...

Jadeando por el cansancio y las heridas, comenzó a disparar contra el blindaje del núcleo, vaciando medio cargador para echarlo abajo de una patada cuando éste estuvo lo suficientemente debilitado.

Ante su vista quedó al descubierto el Núcleo de la Ciudadela, compuesto por seis nodos, uno por cada brazo y un nodo central de control.

Echó un vistazo al cargador de su arma, le quedaban seis balas, perfecto.

Echó un ultimo vistazo a la Tierra. La vista era preciosa pero también terrible con la Flota Aliada y la Segadora disparándose sin el menor cuartel. Durante un breve instante le pareció ver a la Normandía lanzándose contra el flanco derecho de seis Segadores tipo Harbringer alineados contra varios cruceros de la Alianza. Una ligera sonrisa de orgullo afloró en su exhausto rostro. Para él había sido todo un honor ser el Comandante de Joker.

-Keelah Se'lai...-murmuró en memoria de Tali, Legión así como los Geth y los Quarianos mientras volaba en pedazos el primer nodo- que la Diosa sea con todos nosotros...-murmuró en memoria de Liara, Samara y todas las Asari- que tus enemigos sean lo suficientemente fuertes para mantenerte atento...-recitó en memoria de Wrex, Grunt y todos los Krogan al tiempo que destrozaba el tercer nodo.

Se tambaleó ligeramente al vibrar con fuerza el Núcleo al destruirse tres de sus nodos, no le quedaba mucho tiempo...

-Que los Espíritus nos guíen a todos...-recitó en memoria de Garrus, el Primarca Fidorian y todos los Turianos destrozando el cuarto nodo- volad juntos...volad a salvo...-susurró en memoria de Hackett y de toda la Alianza destruyendo el ultimo nodo secundario.

Débil por el fuerte castigo psíquico y físico sufrido en las ultimas horas alzó con las manos ligeramente temblorosas su pistola apuntando con dificultad al Nodo Central.

Una única imagen ocupaba sus pensamientos. Ashley sonriéndole con dulzura, tumbada en la cama de su camarote de la SR-2 Normandy antes del ataque al cuartel de Cerberus.

-Hasta siempre.....-susurró débilmente mientras una última lagrima surcaba su mejilla derecha- Ash.....-susurró mientras disparaba su última bala sobre el Núcleo Central.

La reacción fue instantánea. Destruidos los protocolos Segadores del Catalyst, la programación del Crisol se impuso, alineándose los sistemas de ambas instalaciones al unísono para disparar un pulso de energía color azul eléctrico tanto en la órbita terrestre como hacia el Relé de Caronte...

Sin poder aguantar más, Sheppard se derrumbó ante el inestable núcleo, convencido de que no saldría vivo; ya había hecho todo lo posible, solo quería descansar....

Un instante antes de perder el conocimiento le pareció ver que la plataforma donde había llegado al control de la ciudadela se activaba y alguien con botas militares de campaña se le acercaba...

Un tiempo después.....

Lo primero que sintió Sheppard al recuperar los sentidos fue una extraña pero cálida sensación al final de su brazo y un suave pero constante pitido que le era muy familiar; instrumental médico...

¿Instrumental médico?....

Estupefacto ante las implicaciones de lo que eso significaba fue abriendo los ojos con lentitud, temeroso de lo que se pudiera encontrar...

Estaba en el ala Médica del Crisol....Ashley dormía apoyada en su cama con su mano derecha entrelazada con la mano izquierda de Sheppard....

Estaba....vivo.......

2

Un mes después, los daños por la guerra aún distan mucho de ser reparados pero por primera vez desde la época de Harbringer, las civilizaciones de toda la Vía Láctea, son libres..

Cubierta médica del Crisol.

-¿Sheppard?...-murmuró Ashley desperezándose al notar como la mano del Comandante se movía-¡Sheppard!-exclamó loca de alegría levantándose y abrazando con fuerza a su viejo amante.
-Ash. que me ahogas...-logró balbucear Sheppard aún bastante dolorido.
-Perdona....-replicó Ahsley ligeramente sonrojada mientras se separaba ligeramente y se enjuagaba las lágrimas de alegría que ya le surcaban las mejillas.
-¿Qué ha pasado...dónde...-murmuró Sheppard aún ligeramente aturdido-¿dónde estoy?...
-En la cubierta médica del Crisol, has estado un año en coma mientras los médicos os curaban a Anderson y a ti...-replicó Ashley.
-¿Anderson está vivo?-preguntó Sheppard con un nudo en el estómago.

-Vivo y aún dando guerra...-replicó Anderson entrando en ese instante en la habitación de Sheppard con Kahlee Sanders a su lado.

Iba vestido con su traje de almirante pero su brazo derecho lo llevaba en cabestrillo y aún podían verse restos del fuerte estrés sufrido durante la ultima batalla y pequeños restos de quemaduras en el cuello.

-Fue Anderson quien te sacó de la Ciudadela...-comentó Ahsley.

Un mes antes...

Al ver a su protegido tirado en el suelo bañado en un charco de su propia sangre Anderson supo que había echo lo correcto en subir al Control de la Ciudadela tras recuperar el conocimiento en la sala inferior.

-¡Sheppard, Sheppard!-exclamó el veterano almirante agachándose junto al Comandante, intentando despertarlo-¡tenemos que irnos de aquí, despierta!.

Desgraciadamente, era inútil, el agotamiento y las heridas habían dejado al Comandante totalmente inconsciente. Si quería sacarlo de allí tendría que llevárselo a cuestas.

-¿Porqué lo haces?-preguntó de repente una cristalina voz a la espalda de Anderson mientras éste ponía a Sheppard sobre sus hombros.

Anderson apenas logró ocultar su sorpresa al encontrarse frente a frente con el Catalyst, andando hacia la plataforma de entrada con Sheppard a cuestas, ignorando a la IA Segadora.

-Su Destino era morir aquí-susurró Catalyst siguiendo a Anderson sin importarle las señales de alarma que sonaban por toda la sala, indicando un disparo inminente del Crisol.

-¿Acaso no lo sabes?...-sentenció Anderson escupiendo un gargajo de sangre a un lado sin querer detenerse a escuchar a la IA- los humanos luchamos contra el destino siempre que podemos...

A falta de varios metros para la plataforma comenzó a jadear con fuerza, Sheppard no era precisamente ligero y él también estaba exhausto.

Tal como su protegido hiciera instantes antes, rememoró lo que le había llevado hasta aquel lugar…

Su promoción en Arturo, la guerra del Primer Contacto, Kahlee...
Estaba decidido, si lograba salir de allí le pediría que se casara con él...

Exhaló un suspiro de alivio al llegar a la plataforma de salida y pulsar un panel holográfico para descender a la sala inferior, donde todavía yacía el mutado cuerpo del Hombre Ilusorio.

El Hombre Ilusorio...pobre diablo. No sentía la menor lástima por el; podría haberles ayudado con el Crisol y no habrían tenido que lanzarse en una loca carrera hacia el ascensor gravitacional...

Jamás olvidaría aquellos 1200 metros al descubierto con el ascensor y aquel bastardo de Harbringer delante...

Jamás olvidaría aquella pesadilla...

Con esfuerzo, Anderson pulsó el botón de su radio, conectando con esfuerzo una frecuencia abierta en la radio que llevaba en su oreja

-Aquí el Almirante Anderson a cualquiera en esta frecuencia...-esbozó Anderson cada vez más cansado mientras dejaba a Sheppard en el suelo-estoy bajo el control de la ciudadela con Sheppard,¿me recibe alguien?-masculló tratando de no desmayarse.

El canal permaneció en silencio durante varios segundos que se le antojaron eternos al veterano almirante hasta que...

-¡Os vemos David, aguantad!-exclamó la voz de Kahlee Sanders a través del canal.

El sonido de los propulsores de la Kodiak de rescate de la Alianza acercándose fue sin duda uno de los más gloriosos sonidos que Anderson había escuchado en su vida..

Sonrió ligeramente al ver abrirse la puerta de embarque y salir a toda prisa Kahlee y Hackett seguidos por un escuadrón de marines.

-¡Vamos David, hay que irse ahora mismo!-exclamó Kahlee mientras tanto ella como Hackett ayudaban a Anderson y los marines llevaban a Sheppard con cuidado a la lanzadera.

-¡Señor, el disparo del Crisol es inminente, tenemos que llegar a distancia segura YA!-exclamó el piloto de la lanzadera procurando mantener la nave estable ante las estáticas que flotaban en el aire por el destrozado núcleo de la Ciudadela.

En la sala de Control, el Catalyst observó por última vez la Tierra mientras sus matrices comenzaban a des-alinearse por la sobrecarga de los sistemas en la Ciudadela; ¿había echo bien en perdonar la Tierra durante el último ciclo?. ¿Había cumplido bien su cometido?....

Finalmente, decidió no dedicar su capacidad de procesamiento a responder dichas preguntas, tras hablar con Sheppard había tomado su propia decisión.

Los Segadores serían destruidos pero aún le quedaba una última acción por realizar antes de terminar con su función.

Antes de que los sistemas del Crisol se impusieran a la programación del Catalyst alteró ligeramente los conductos internos de la Ciudadela para alterar la salida de energía de forma
que afectara únicamente a los Segadores…

Instantes después, el Crisol y el Catalyst abrieron fuego al unísono.....


-Y eso es lo que pasó...-sentenció Anderson acabando la historia de como habían conseguido salir de la Ciudadela- te trajimos al Crisol para curarte.
-Gracias, te debo una...-replicó Sheppard sonriendo cansadamente.
-Más de una...-replicó Anderson a su vez en tono amistoso rememorando su pequeña conversación al principio de la invasión a la Tierra- descanse un poco, Vice- Almirante, cuando esté más recuperado hay mucha gente que está deseando poder verle...-comentó Anderson mientras salía de la habitación.
-¿Cómo?...-murmuró Sheppard sorprendido por las palabras de Anderson.
-¿No lo sabías, Sheppard?-preguntó Anderson en tono divertido- por los servicios prestados la Alianza te otorgó una segunda Cruz de Terra y un ascenso a Vice-Almirante....-sentenció solemne antes de salir de la habitación junto a Kahlee.

3

Pasillos del Crisol.

Dos días después de la conversación con Anderson en el ala médica.

-¿Adónde vamos?-preguntó Sheppard siendo ayudado a caminar por Ashley con su traje de espectro.
-Es una sorpresa, vice-almirante...-replicó Ashley sonriendo ligeramente mientras mantenía el brazo derecho de Sheppard sobre sus hombros, ayudándole a caminar.

Sin duda el estado de Sheppard era mucho mejor tras un año en coma y dos días mas bajo cuidados intensivos pero aún le costaba caminar con normalidad pese a las abundantes dosis de medigel que había recibido.

En cada esquina, miembros de la tripulación del Crisol se cuadraban ante Ashley y Sheppard, haciéndoles el saludo militar. Sheppard correspondió su gesto con ligeras cabezadas, intrigado sobre a donde le estaría llevando su pareja.

Recordaba claramente que Anderson le había dicho que había gente esperándole pero no sabia que habrían preparado...

Ambos se detuvieron ante una compuerta de acceso con un letrero en la parte superior que rezaba: "Puente de Mando".

-¿El puente?-murmuró Sheppard intrigado.
-Sí...-replicó Ashley a las claras mientras hacia una seña a dos tripulantes para que les concedieran paso.



La estruendosa ovación que siguió a la abertura de la puerta cogió a Sheppard totalmente por sorpresa...

La sala de control del Crisol estaba compuesta por una gran sala con siete niveles que hace semanas estaban llenos de técnicos manipulando pantallas holográficas y un salón central con los terminales de control.

Ahora todos los niveles estaban abarrotados, aplaudiendo con fuerza mientras Ashley ayudaba a Sheppard a entrar.

Lo que más le sorprendió a Sheppard no fue que la tripulación en pleno del Crisol hubiese acudido en pleno o que el Consejo aguardase en el centro de la sala de control acompañado por Anderson y Hackett, almirantes Quarianos, una delegación Geth que habían sobrevivido al disparo del Crisol e incluso Wrex con Eva sino que naves insignia Turianas, Krogan, Asari, Quarianas de la Alianza e incluso de los Geth situadas delante del Crisol disparasen salvas en su honor nada más entrar en la estancia.

-¿Qué...qué es todo esto?...-preguntó Sheppard abrumado.

No sin una cierta incredulidad ante toda la gente que se había reunido, Sheppard avanzó hacia el centro de la sala, donde el Consejo y el resto de delegaciones le aguardaban. Un solemne silencio se adueñó de la sala de control del Crisol nada más comenzar a andar Sheppard hacia el Consejo. Tenía la sensación de que muchos de los presentes estaban grabándolo todo con sus omni-herramientas. Sonrió ligeramente al mover ligeramente la cabeza hacia la derecha y ver a Diana Allers a la derecha de las delegaciones y a Al'Jilani a la izquierda de las delegaciones ambas vestidas con trajes elegantes y con sus cámaras flotantes a su lado.



Observó a Hackett y a Anderson mientras terminaba de acercarse. Hackett mantenía una sonrisa de orgullo apenas perceptible en las duras facciones de su rostro y Anderson lo miraba con un evidente gesto de satisfacción.

-Sheppard, cualquiera diría que acabas de salir del estómago de Kalros...-murmuró Wrex en tono irónico, rompiendo el silencio que se había adueñado de la sala.

Los Krogan de la sala se rieron ligeramente ante la broma de su líder al tiempo que Sheppard bajaba ligeramente los hombros, intentando relajarse. Desde luego Wrex no había perdido su característico sentido del humor.

-Sin duda Wrex, sin duda...-replicó Sheppard sonriendo ligeramente antes de volver su atención al Consejo.

-Vice-Almirante Sheppard...-sentenció el Consejero Turiano tras un ligero carraspeo- una vez más no has salvado al Consejo sino también a los billones de seres que habitan nuestra galaxia. Muy posiblemente la deuda de gratitud que la galaxia ha contraído contigo no pueda ser nunca recompensada del todo...
-Gracias, Consejero pero esta victoria me sabría mejor si los seres queridos que hemos perdido estuvieran aquí...-replicó Sheppard en tono cortés.

Legión, Presley, Mordin, los tripulantes muertos de la primera Normandía...

Jamás los olvidaría...

-Lo comprendemos, Vice-Almirante...-arguyó la Consejera Asari en tono suave- y en nombre de mi gente lamentamos no haber informado antes sobre la baliza de Thessia...
-Tenían sus razones...-replicó Sheppard sin poder evitar que un cierto resentimiento tiñera su voz.

Las Asari habían mantenido en secreto una baliza Proteana con enormes bancos de datos durante milenios y no habían dicho nada. la invasión podría haberse evitado o al menos sus consecuencias no habrían sido tan horrendas....

-Ha roto la cadena de destrucción y renacimiento, permitiéndonos avanzar a un nuevo futuro...-sentenció a su vez la Consejera Salariana en tono solemne.

Sheppard no contestó a las palabras de la consejera; sí, un nuevo futuro se habría ante los supervivientes pero el precio había sido demasiado alto.

-Para todos los Krogan será un honor considerarte su hermano ahora y siempre...-sentenció Wrex solemne adelantándose hacia su viejo amigo para darle un fuerte apretón de manos.
-Gracias, Wrex...-replicó Sheppard asintiendo ligeramente.
-Su valor, arrojo y altruismo es un modelo a seguir para nuestros jóvenes, Vice Almirante...-sentenció el Almirante Han Gerrel haciendo el saludo militar- la humanidad siempre será bienvenida en Rannoch.
-Se lo agradezco, Almirante-contestó Sheppard sinceramente.
-Los Geth guardarán por siempre registros sobre usted, Vice-Almirante...-sentenció un centro neurálgico Geth dando un paso al frente y adelantando una mano hacia Sheppard.
-Gracias...-contestó Sheppard estrechándole la mano al Geth no sin un cierto sentimiento de extrañeza pues aún se le hacía raro darle la mano a un centro neurálgico Geth.

Durante el disparo del Crisol el grueso de la fuerza Geth había sido aniquilado pero algunos reductos de su flota se habían salvado al haber saltado fuera del sistema solar usando su propulsión hiper-espacial para salir fuera del campo de batalla para repararse.
-Si aún seguimos vivos es gracias a tu entrega y dedicación, Sheppard...-sentenció Hackett adelantándose en último lugar antes de hacer el saludo militar- la humanidad, la Alianza jamás olvidará lo que has hecho....-sentenció el Almirante antes de bajar el brazo y darle un fuerte apretón de manos.
-Es un honor, Almirante...-replicó Sheppard procurando no perder la compostura, abrumado ante la cantidad de elogios que estaba recibiendo...

-Para tan señalada ocasión el Consejo ha creado una nueva distinción que será otorgada solamente de ahora en adelante a aquellos individuos excepcionales que hayan demostrado su valor y arrojo tanto dentro como fuera del campo de batalla..-sentenció la Consejera Asari mientras cogía una caja de manos de una de sus asistentas-Vice-Almirante Sheppard, un paso al frente...

Intrigado, Sheppard dio un firme paso al frente.

-Por la autoridad que se me ha conferido...-anunció la Consejera Asari sacando de la cajita una hermosa medalla en forma de cruz con la Vía Láctea grabada en metal de los mundos de origen del Consejo- se te hace entrega del mayor honor que este Consejo puede ofrecer; la primera Cruz de Honor de la Vía Láctea-anunció solemne mientras colgaba la medalla del traje del Vice-Almirante justo antes de que la sala estallase en fuertes vítores y aplausos.

Sheppard, demasiado sorprendido para reaccionar inmediatamente se limitó a asentir ligeramente.

-Es todo un honor...-sentenció Sheppard en tono humilde haciendo una ligera reverencia.

Horas después, Sheppard se derrumbó, agotado, sobre la cama del camarote que tenía para él y Ashley en el Crisol.

Aquel sería sin duda un día inolvidable.

Tras la entrega de su medalla por parte del Consejo habían sucedido una serie de cosas que permanecerían grabadas a fuego en su memoria durante el resto de su vida...

El nombramiento de oficial de Vega como miembro activo del N7, el ascenso a Garrus con todos los honores a teniente coronel del ejercito Turiano así como su nombramiento como Espectro...

La entrega de la Estrella de Terra a Joker por su heroico comportamiento durante la Batalla de la Tierra, derribando a un total de seis naves tipo Harbringer sobre la órbita baja de la tierra con los cañones Thanix de la Normandía...

El establecimiento de una alianza en firme entre los Quarianos y los Geth...

La fundación de un nuevo gobierno entre los Krogan con Wrex y Eve a la cabeza así como la anexión en firme para el Espacio del Consejo de los Krogan...

La condecoración de Ashley con la Estrella de Terra y su ascenso a Teniente Coronel..

Pero la mejor parte sería siempre la fiesta que tuvo con sus amigos y conocidos en la Ascensión del Destino..

Joker, Garrus y Vega medio borrachos canturreando los himnos turiano y de la Alianza...

La proposición de matrimonio de Anderson a Kahlee durante los postres y el posterior beso entre ambos...

Grunt haciendo una estrambótica imitación de Zaeed Massani...

El Consejo riéndose ante las ocurrencias de Joker..

Las riñas entre Miranda y Jack..

El anuncio público de la paternidad de Jacob...

Las risas al recibir Wrex una bofetada de parte de una avergonzada Eve al pedirle en matrimonio al ver el gesto de Anderson...

El discurso de Hackett durante el brindis...

Sí...sin la menor duda jamás olvidaría aquel día...

-¿Cansado, capi?...-preguntó Ashley en tono mojigato mientras se sentaba a su lado en la cama- aún te queda algo por hacer...-añadió en tono pícaro mientras pasaba varios de sus dedos por el lado derecho del cuello del vice-almirante.
-Me pregunto que puede ser...-replicó Sheppard en tono divertido, sonriendo ligeramente al sentir los dedos de Ashley sobre su piel.
-Oh, vamos...-susurró Ashley en tono dulce mientras se echaba sobre el y comenzaba a besarle pasionalmente-como si no lo supieras...-masculló sonriente antes de alargar una de sus manos hacia los cierres de su traje.


Mientras tanto...en el espacio profundo, en los límites de la Vía Láctea, una pequeña nave se preparaba para saltar al Espacio Oscuro....

Nada la diferenciaba de las muchas naves que viajaban aquellos días con la nueva tecnología de hiper-espacio salvo por dos pequeños detalles, se trataba de una lanzadera Kodiak de la Alianza y llevaba un pasajero muy especial...

El Hombre Ilusorio.

Pero ya no era el Hombre Ilusorio que antaño se llamara Jack Harper...

Su piel seguía cuarteada por los implantes Segadores pero sus ojos brillaban ahora con luz blanquecina y sus otora pupilas metalizadas habían recobrado un aspecto humano.

El Catalyst había logrado descargarse en la mente de Harper gracias a sus implantes Segadores para luego mover el cuerpo una vez que Anderson y Sheppard abandonaron la zona, usando el ascensor gravitacional para escapar de la ciudadela durante las explosiones sufridas por la misma al dispararse el Crisol...

Después, robar una Kodiak y modificarla para viajes al hiper-espacio de ultra-largo alcance fue sencillo.

Sonrió satisfecho, comprobando los registros que había obtenido durante su viaje hacia el borde de la galaxia desde el sistema Solar.

Si, todos sus procesos lógicos indicaban que las civilizaciones habían aprendido la lección. Su labor en la Vía Láctea parecía haber acabado...

El universo era inmenso y quien sabe.; siempre podría vigilar el desarrollo de la vida en otras galaxias...

Debía reconocerlo, para ser una I.A el valor de Sheppard de volar el Núcleo de la Ciudadela le había impresionado...

Mientras las matrices internas del motor de la Kodiak terminaban de alinearse para el salto hiper-espacial, el Catalyst bajó la vista al bolsillo derecho de la chaqueta de su nuevo cuerpo y vio uno de los paquetes de cigarrillos que habían pertenecido a Harper en el bolsillo izquierdo interior de su chaqueta.

Con parsimonia sacó uno de los cigarrillos y tras usar el encendedor del bolsillo contrario echó una larga calada, dejando que la nicotina se deslizase suavemente por las venas revestidas en metal Segador.

No era una mala sensación, no señor...

-Adiós...-sentenció el Catalyst antes de pulsar un botón en el centro de la consola de su lanzadera, activando el salto hiper-espacial hacia el Espacio Oscuro...

Y más allá.....


4

20 años después...

Muchas cosas han cambiado en la Vía Láctea.

Tras la detonación del Crisol y la posterior desaparición de la IA Catalyst se realiza un ingente esfuerzo en la limpieza y reconstrucción de la Galaxia...

Los Segadores han sido destruidos pero aún quedan bolsas de resistencia de Husks y otras criaturas. Desorganizados sin la presencia constante de sus amos, las desdichadas victimas de sus mutaciones son derrotadas tras varias ofensivas.

Gracias a las modificaciones en el parqué de energía de la Ciudadela realizadas por el Catalyst durante la cuenta atrás para el disparo del Crisol la velocidad de la onda expansiva se reduce lo suficiente para que unas pocas escuadras de naves Geth consigan evitar la extinción.

En las semanas posteriores a la firma del Tratado de Terra, donde son incluidos en el Consejo tanto los Krogan, los Quarianos y los Geth equipos de rastreo y desescombro descubren bases de datos secretas del Catalyst sobre civilizaciones de ciclos anteriores almacenadas en el devastado centro de Control de la Ciudadela.

Una nueva tecnología basada en las civilizaciones de ciclos anteriores es desarrollada para permitir a las razas orgánicas moverse por el espacio mezclando la tecnología de los relés de masa con una tecnología descubierta en las bases de datos secretas segadoras; tecnología de agujeros de gusano.

En las últimas fases de la guerra, Aria T'Loak con ayuda de los Soles Azules, Eclipse y la Manada Sangrienta recupera Omega de manos de las últimas fuerzas de Cerberus.

Incluso hoy en día se desconoce el paradero del general Petrovsky.

Desde su reinstauración como señora de Omega, Aria T'Loak permanece en los Sistemas Terminus como su gobernante, manteniendo estables las fronteras entre Terminus y el Través Aticano.

Palaven, Surk'esh e incluso Thessia son recuperados por completo de manos de las fuerzas Segadoras. Monumentos en honor a los caídos en combate son levantados en todos los mundos de origen del Consejo incluida la Tierra...

Largas y laboriosas son las labores de restauración en el Espacio de la Alianza, fuertemente castigado por los Segadores.

En un emotivo encuentro a bordo del SSV Hong Kong, Joker se re-encuentra su hermana aunque su padre es considerado como Desaparecido en Combate.

Tras un ingente esfuerzo conjunto entre los Quarianos y los Geth, la Ciudadela es devuelta a su lugar, en la Nebulosa Widow, desactivándose para la posterior extracción cualquier sistema Segador que pudiese permanecer en su interior. Actualmente actúa como monumento a la guerra Segadora pues la enorme cantidad de daños en su super-estructura están fuera de cualquier capacidad de reparación.

Afortunadamente, el 20 % de la población de la Ciudadela logró sobrevivir al asalto Segador. Armando Bailey, Comandante de C-Seg logró re-encontrarse con su familia, viviendo retirado actualmente.

El Almirante David Anderson y Kahlee Sanders contrajeron matrimonio dos meses después del combate sobre la Tierra en las ruinas de Londres, siendo la primera boda tras la guerra. Actualmente viven en la Nueva Estación Arcturus y tienen un hijo mayor de edad recluta en el nuevo programa N7 bajo la instrucción de James Vega, actualmente sargento instructor en el N7.

Garrus Valkarian regresó a Palaven junto a su familia tras ser uno de los padrinos de Sheppard en su boda con Ashley Williams en la Normandía.

Actualmente se sabe que sus dos hijos son oficiales en el ejército Turiano.

Garrus Valkarian fue condecorado con todos los honores en Palaven, siendo nombrado general por el Primarca Victus, actualmente es el segundo en la línea sucesoria para el mando.

Tali Zorah vas Normandy regresó con los suyos en Rannoch, donde consiguió cumplir su sueño de juventud, consiguiendo una agradable finca costera, trabajando como enlace entre su gente. los Geth y el resto de las razas..

Actualmente se sabe que es madre de un niño de nombre Rael, en memoria de su padre.

Se desconoce el paradero actual de Kasumi Goto aunque informes confidenciales de la Alianza se cuestionan sobre la posible autoría del desvalijamiento de la cámara del fallecido Donovan Hock en Bekenstein.

Mordin Solus recibió la Medalla de Terra al título póstumo por parte de la Alianza y los mayores honores tanto Krogan como Salarianos. Actualmente un instituto científico en Surke'sh lleva su apellido.

Zaeed Massani logró el control de los Soles Azules tras un golpe de estado, dirigiéndolos con mano firme desde entonces.

Urdnot Wrex contrajo matrimonio con Eve y actualmente es Consejero Krogan, gobernando firme sobre Tuchanka.

Actualmente se sabe que tiene dos hijos y una hija.

Miranda Lawson dedicó el resto de su vida a reconstruir Horizonte junto a su hermana Oriana, creando una próspera colonia para quien quisiera residir en ella. Se desconoce si logrará superar algún día el problema que le impide tener hijos pero sigue trabajando en ello.

Liara T'Soni consagró el resto de su vida al estudio de balizas Proteanas, estableciendo una relación amorosa con la especialista Traynor. Actualmente se sabe que poseen dos hijas en común.

Gracias a la tecnología del Crisol y a la ayuda de los Rachni la especialista Traynor logró cumplir su objetivo de un nuevo sistema de comunicaciones que permitió a las civilizaciones alcanzar en pocos años el mismo nivel de comunicaciones que antes de la guerra.

Kolyat Krios ganó la Cruz de Honor Turiana durante el ataque a la Tierra salvando a un grupo de habitantes de la Ciudadela de los Segadores. Actualmente se sabe que es sacerdote pero se desconoce su paradero.

Jeff Mureau sigue afectado del Síndrome de Vrolik pero es considerado el mejor piloto de la historia humana, su maniobra para destrozar 6 Segadores clase Harbringer sobre la órbita de la Tierra es considerada legendaria y conocida como "Joker Stream".

Actualmente está destinado en la SR-2 Normandy, nave insignia de la Quinta Flota, bajo mando del Almirante Sheppard.

Aunque sufrió por la pérdida de SID al estrellarse la Normandía junto al rayo de la Ciudadela y la posterior detonación del Crisol logró recuperarse. Actualmente está cortejando a Oriana Lawson.

Diana Allers ganó varios premios periodísticos por sus reportajes durante la Guerra Segadora. Estableciéndose tras las ofensivas finales en la nueva Estación Arcturus con su marido, el Sargento Instructor James Vega....

Jack (o la biótica psicótica como sus estudiantes la conocen) permaneció en la Academia Grissom, impartiendo su peculiar estilo de enseñanza durante el resto de sus días.

Tras la batalla en la Tierra, Samara se retiró al monasterio de Ardat-Jakshi, permaneciendo allí el resto de sus días, vigilando a cuantas novicias llegaban a sus muros.

Tras el ascenso de Wrex como Consejero Krogan, Urdnot Grunt ascendió a líder del Clan Urdnot (aunque tuvo que recibir unas cuantas cicatrices para ello...)

Actualmente se sabe que posee nada menos que cuatro hijos y su mayor meta es llegar alguna vez a volarle los sesos a Kalros, las Fauces Trilladoras más grande de todas.

Jacob Taylor se casó con su mujer poco antes de la Batalla de la Tierra y fue padre de un hijo. Actualmente se encuentra en Eden Prime con su mujer y su hijo trabajando en las fuerzas de seguridad.

Javik, el Proteano, se retiró a vivir en soledad en su tierra, Eden Prime. Actualmente se desconoce su paradero y estado.

Kelly Chambers sobrevivió a la Batalla de la Tierra y logró recuperarse finalmente de sus traumas. Se desconoce su paradero exacto en la actualidad.

La Doctora Chakwass se retiró con todos los honores cinco años después de la Batalla de la Tierra, actualmente regenta un prestigioso centro médico en Londres, tratando casos de traumas físicos y psíquicos de soldados y civiles afectados tras la Invasión.

Steven Hackett se retiró seis años después de la Batalla de la Tierra con los máximos honores de la Alianza y del Consejo, viviendo con tranquilidad en la Tierra.

Actualmente continúa retirado aunque concede entrevistas y es el padrino de la hija de Sheppard y Ashley.

Steven Cortez sigue actualmente en la Alianza y logró casarse con uno de los pilotos supervivientes de la operación de desembarco "Martillo". Actualmente está destinado en la Quinta Flota bajo mando de Sheppard.

El intento de golpe de estado de Doniel Undina sigue siendo investigado y envuelto en una fuerte polémica incluso tras dos décadas después.

Varios servicios de Inteligencia estipulan que tal vez jamás lleguen a esclarecerse del todo los hechos en torno al enigmático comportamiento del Consejero Humano las semanas anteriores a su muerte.

El Cuartel General de Cerberus sigue bajo un fuerte escrutinio incluso hoy en día. Expertos de electrónica de la Alianza sigue indagando en los sistemas de encriptación de la estación en busca de respuestas a hechos antes y durante la guerra.

Los 1000 metros de avenida hacia el ascensor gravitacional de los Segadores fueron consagrados como un monumento a los caídos. Cualquier tecnología Segadora de la zona fue retirada siendo levantado un monumento de gran envergadura conmemorando la victoria sobre los Segadores. El nombre oficial del lugar es "Avenida de los Caídos" aunque es más conocida por su sobrenombre de "Avenida Kamikaze" en memoria de la loca carrera de Sheppard y su equipo en la zona durante la fase final de la Guerra...

Actualmente es uno de los lugares más famosos de Londres y de la Tierra en su conjunto, siendo considerado el momento decisivo de la guerra, donde Sheppard y su equipo combatieron contra el Líder Segador a sabiendas de que muy posiblemente no saldrían vivos.

El Vice-Almirante John Sheppard y la Teniente Coronel Ashley Williams contrajeron matrimonio una semana después de la firma del Tratado de Terra, siendo celebrada la boda en la SR-2 Normandía.

Tras el retiro de Hackett, Sheppard fue ascendido a Almirante y actualmente comanda la Quinta Flota con orgullo y distinción con su mujer, Ashley Sheppard Williams como primera oficial. Tienen una hija en común.

El cuerpo del Hombre Ilusorio jamás fue encontrado, actualmente abundan las teorías conspiratorias sobre su posible destino final.

Poco tiempo después del despertar de Sheppard en el Crisol una estación remota Turiana captó una fuente de calor de una pequeña nave en los límites de la Galaxia antes de saltase hacia el Espacio Oscuro con rumbo a lo desconocido.

Instantes después la estación de radar turiana recibió un mensaje con una única palabra: "Adiós"


Y ahora...es tiempo de un nuevo comienzo...


20 años después.

Avenida de los caídos, Londres.

Recién comenzado el otoño el tiempo es aún agradable y el viento arrastra algunas hojas de los almendros plantados por los alrededores, dándole al lugar un toque aún más nostálgico si cabe. Grupos de curiosos caminan por la avenida contemplándolo todo. En la lejanía suena con fuerza el Big Beng, totalmente restaurado tras la Guerra.

-¿Es su primera vez en la Avenida de los Caídos, señorita?-preguntó en tono amistoso un oficial de reclutamiento de la Alianza levantándose desde detrás del stand que había puesto en un lado de la avenida.
-Sí, así es...-replicó su interlocutora, una atractiva joven de apenas 18 años cumplidos, de físico atractivo, unos profundos ojos negros y con una larga y tupida melena negra cayendo suavemente por sus hombros- tenía interés en visitar este lugar- ¿realmente fue aquí donde el Almirante Sheppard realizó su marcha kamikaze?-preguntó intrigada.

El reclutador sonrió con amabilidad al escuchar la ya tan común pregunta en aquel lugar. Muchos aún se sorprendían al imaginar a Sheppard y los suyos cargando de frente ante un rival que se había mostrado tan letal y despiadado como Harbringer.

-Sí, aquí es-replicó el reclutador- a pesar de la difícil situación mostró un arrojo sin precedentes, cumpliendo con su deber a pesar de tenerlo todo en contra..
-Ya veo...-murmuró la joven pensativa mirando el monumento a los caídos- me gustaría enrolarme en la Alianza, si es posible...
-Claro, por supuesto...-esbozó sonriente el reclutador extendiéndole a la joven unos folletos y un pad de datos para poder rellenar el impreso de inscripción-¿puedo saber su nombre?.
-Me llamo Tanya...-sentenció la joven sonriendo con orgullo mientras rellenaba el impreso que le haría formalmente parte de la Alianza- Tanya Sheppard Williams....


FIN
El siguiente usuario dijo gracias: Arfonking, Ridli Scott, Seether, Reiku, JennyN7, demoni

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

7 años 10 meses antes #129717 por Reiku
sublime, escribes muy bien compadre, sigue asi ^^

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

7 años 9 meses antes - 7 años 9 meses antes #129767 por Seether
La ostia, menudo curro te has pegado compañero, ya tengo algo que leer esta noche. Gracias por compartir tu punto de vista del final, supongo que todos tenemos el nuestro y es el final del juego nos empuja a ello sabiendo la fumada que supone XD.

En cuando lo lea entero dejare mi comentario al respecto, por lo pronto corto no te has quedado y eso salta a simple vista :memeo: .

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

7 años 9 meses antes #129773 por Ridli Scott
Mola, y no olvida a nadie.

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

7 años 2 meses antes #131240 por demoni
gracias por el relato, salvo que en mi caso es la comandante shepard.

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

7 años 2 meses antes #131241 por JennyN7
Impresionante!
Lo he leído del tirón sin parar un instante. Me ha enganchado y encantado a partes iguales, y deja mil veces mejor sensación que los finales originales del juego, ya que en ellos no hay un "continuará" tal y como lo muestras tu.
Me has hecho revivir muchas escenas y recordar emociones ya olvidadas. Gracias por compartir con nosotros tu fantástico relato.

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Tiempo de carga de la página: 0.205 segundos
Copyright © 2011/2020 Universo Mass Effect. Todos los derechos reservados.
Contacto: contacto@universomasseffect.es
Mass Effect es una propiedad intelectual de EA International (Studio and Publishing) Ltd. Todos los derechos reservados.
Free Joomla! templates by Engine Templates